Top

Ventajas y desventajas de los préstamos preconcedidos

 

Los préstamos preconcedidos son un ofrecimiento que, por lo general, te hacen las entidades financieras tradicionales o las fintech de las que ya eres cliente. Y, además, hay que decir que estos ofrecimientos suelen ser coyunturales, sujetos a determinadas épocas. ¿Cuál es la clave de este modelo? Que tu perfil de riesgo es reducido y que la entidad prefiere movilizar este dinero sin pedir grandes condiciones. De esta manera, en pocos minutos puedes tener la aprobación definitiva y el dinero en tu cuenta corriente.

¿Cómo obtener préstamos preconcedidos?

Lo primero que hay que decir es que, para obtener un préstamo preconcedido, tú no tienes que hacer nada. Es la propia empresa fintech o entidad financiera quien te lo ofrece porque ven que tienes garantías de pago. Por lo tanto, ese es un factor que se debe tener en cuenta, porque ya se presupone tu solvencia.

Como ya conocen tu perfil y tus datos personales, los pasos son menos, y el tiempo de concesión, también. Hay que decir que las cantidades tampoco son muy grandes, pero en algunos casos podrían llegar a los 20.000 o 30.000 euros.

Pros y contras sobre los préstamos preconcedidos

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los préstamos preconcecidos?

La modalidad de los préstamos preconcedidos tiene unas ventajas y desventajas. Echa un vistazo, que esto te interesará:

Ventajas / Puntos Positivos
  • Concesión rápida.
  • Pocos trámites.
  • Conseguirás hasta 30.000 euros.
  • Plazos de devolución largos.
Desventajas / Puntos negativos
  • No se conceden siempre.
  • No suele aceptar ASNEF.

El principal beneficio de este tipo de préstamos radica en la concesión, porque esta es rápida. En pocos minutos tendrás el ok de la empresa, y de esta forma conseguirás el dinero que te ofrecen. La comparativa con los préstamos rápidos, en este caso, es evidente. Y, como es con una entidad con la que ya trabajas, el ingreso en cuenta será rápido.

La segunda ventaja de este modelo es que apenas hay que hacer trámites. Básicamente, la compañía te proporciona un préstamo preconcedido indicándote todas las condiciones, desde la cantidad al plazo de devolución, pasando por los intereses. Lo único que necesitas es firmar el contrato que te enviarán y, en pocos minutos u horas, tendrás el ingreso en cuenta.

Uno de los beneficios añadidos de este tipo de préstamos radica en las cantidades. Hay préstamos de pocos cientos de euros, pero otros pueden alcanzar los 20.000 o 30.000 euros. Esto dependerá de tu perfil de riesgo e ingresos, pero la verdad es que tienes varias posibilidades disponibles, en función de cuáles sean tus condiciones.

Finalmente, los plazos de devolución son variables, pero pueden ser muy largos. Por lo general, puedes encontrar varios préstamos a 24 o 36 meses de devolución, pero alguna empresa ofrece hasta 96 meses (en cantidades más altas). En consecuencia, este es un elemento que te puede interesar para que no haya problemas.

La primera desventaja de un préstamo preconcedido es que no los ofrecen siempre. ¿Por qué? Porque esto depende de una coyuntura determinada. El primer caso es un contexto de tipos de interés bajos, en el que interese especialmente proporcionar liquidez. Por otra parte, y en otro contexto económico, estos préstamos se pueden conceder antes del verano, del Black Friday o de Navidad, aprovechando picos de consumo alto.

Finalmente, señalamos que este tipo de préstamos no suelen darse a personas que están en ASNEF. No solo se trata de tener un buen nivel de ingresos, sino también de ser un buen pagador. Y como es una operación preconcedida, la empresa va a revisar con lupa esta cuestión.

Consejos para evitar errores habituales al pedir un préstamo preconcedido

Errores más comunes a evitar

Los préstamos preconcedidos son una operación en la que es fácil equivocarse. Precisamente por ello, enumeramos los principales errores que se cometen y que deberías evitar. Toma nota:

Error #1Aceptar el préstamo sin necesitarlo
El primer problema, y el principal, es que aceptes este préstamo cuando no lo necesitas. Que el banco te ofrezca dinero es bueno para el banco, pero no necesariamente para ti. Si tienes liquidez, orden en tus finanzas y sabes lo que vas a gastar, quizás este préstamo personal sea prescindible. Y recuerda, además, que este préstamo hará que suba tu perfil de riesgo, de ahí que tengas que pensártelo.
Error #2: No revisar debidamente las condiciones
Un préstamo preconcedido no tiene por qué ser bueno para ti. Tienes que ver cuánto dinero se concede, en cuánto tiempo de devolución y con qué condiciones. Quizás los intereses son demasiado altos, el periodo de devolución demasiado corto o no existe la posibilidad de prorrogar el pago de los préstamos. Echa un vistazo para no tener problemas más tarde.
Error #3: No calcular tu capacidad real de pago
Calcular tu capacidad real de pago es fundamental. Y decimos esto porque quizás ahora puedes pagar, pero los imprevistos a veces están ahí, y tener un colchón económico para imprevistos es esencial. En consecuencia, te conviene, y mucho, que hagas los cálculos y que nunca aceptes estas ofertas en caliente. No te dejes deslumbrar por la pantalla que te ofrece un préstamo ya sin papeleos, solo con un click.
Error #4: No comparar con otras empresas y entidades
Aunque estos préstamos son “ad hoc”, las entidades financieras tienen ofertas estándar sujetas a determinados periodos. Echar un vistazo por internet o en portales especializados te ayudará a comprobar si lo que te ofrecen está dentro de los precios del mercado. Vale la pena, pues, darte un tiempo antes de aceptar, porque eso depende de ti.
Error #5: Aceptar menos cantidad de la que necesitas
Finalmente, y no dejaremos de decirlo, no todos los préstamos te pueden interesar. Por lo tanto, es conveniente señalar que, a veces, necesitas más dinero, y ahí sería mejor que negociaras con la entidad directamente. Igual necesitas más tiempo y trámites, pero probablemente te acabará compensando a la larga.

¿Cómo elegir el mejor préstamo preconcedido?

Si tienes intención de elegir los mejores préstamos preconcedidos, debes considerar estos puntos:

  • La necesidad, o no, real, del préstamo que vas a recibir.
  • La cantidad de dinero que vas a recibir.
  • De cuánto tiempo vas a disponer para devolver el préstamo.
  • Los intereses que tendrás que pagar del préstamo.

Información general

Información general sobre los préstamos preconcedidos

Proceso y pasos para pedir el préstamo

Un punto favorable de los préstamos preconcedidos es que se reducen, y mucho, los trámites que vas a hacer. Es más, necesitas incluso menos pasos que cuando pides un préstamo rápido. Toma nota, que esto te va a interesar:

PASOS PARA PEDIR UN PRÉSTAMO PRECONCEDIDO
Estos son los pasos necesarios para que pidas un préstamo preconcedido:
Revisar la oferta (y compararla)
Cuando te llega la oferta del préstamo, tienes que comprobar si te conviene y sus condiciones. Y, antes de darle al botón de “aceptar”, deberías comparar cuáles son las opciones de préstamos preconcedidos que facilitan otras empresas.
Firmar el contrato
Si ya te has decidido, esto es tan fácil como firmar el contrato. Y esto se consigue, simplemente, de forma digital, mediante un formulario de aceptación. Como ya está preconcedido, no vas a necesitar verificaciones adicionales (la empresa ya tiene la información).
Recibir el dinero
La recepción del dinero en cuenta es muy rápida. Si ya trabajas con esta entidad, que es lo habitual, tendrás el dinero en cuestión de minutos. Por lo tanto, es un modelo de financiación rápida muy interesante.

¿Cómo conseguir préstamos preconcedidos?

Fundamentalmente, existen dos maneras de conseguir préstamos preconcedidos. Son las siguientes:

Préstamos preconcedidos de entidades financieras: Las entidades financieras son las que, usualmente, ofrecen este tipo de préstamo. No en vano, estas son las que contactan contigo para notificarte la oferta preconcedida, tanto a través de tu cajero como en tu banca electrónica e, incluso, por correo electrónico.
Tarjetas de crédito: Las tarjetas de crédito son una forma de préstamo preconcedido. No en vano, hay unos límites que no tienes por qué utilizar. Por lo tanto, has de tener presente esta posibilidad.
Préstamos preconcedidos de fintech: Algunas empresas fintech también funcionan con préstamos preconcedidos. Esto pasa, sobre todo, con préstamos rápidos de pequeña cantidad con sistemas escalables. Si ya has pedido un préstamo y lo has pagado, la compañía te ofrecerá un segundo, y así sucesivamente.

La opinión de nuestro experto sobre los préstamos preconcedidos

Los préstamos preconcedidos son una opción diferente y que tiene, como principal diferencia con los demás, que te los ofrecen a ti, no que tú vayas a buscarlos. Esto hace que el análisis que tengamos que hacer sea diferente, y el enfoque, también.

Los préstamos preconcedidos son una opción diferente porque es la entidad o prestamista el que te los ofrece. Has de saber que existen numerosas condiciones, cantidades e intereses. Por lo tanto, es conveniente que estudies detenidamente si te interesan o no.

Lo primero que hay que recordar es que la entidad ya te conoce, sabe cuál es tu perfil y te ofrece el dinero porque sabe que tu riesgo es muy reducido. La pregunta que te tienes que hacer es, “¿a mí me interesa?” Porque si la respuesta es negativa, deberías dejar aquí cualquier otra valoración.

Por lo general, y si se trata de cantidades pequeñas, los préstamos preconcedidos pueden servir para comprar electrodomésticos, irte de vacaciones o para las compras de Navidad. Suelen tener intereses competitivos, de manera que son mejor opción, en ese sentido, que un préstamo rápido. No tienes que hacer papeleos y es una forma funcional de resolver un problema puntual que se presente. Ahí sí que te podría interesar.

Otro elemento importante es que, si se trata de cantidades grandes, suele ser mejor que contactes directamente con la entidad. No en vano, si tu necesidad de financiación es estructural, o si tienes una empresa, es posible que consigas mejores condiciones con un préstamo con garantías. Quizás el trámite se demore más, pero probablemente las condiciones serán mejores para ti.

Lo que nunca deberías hacer, ante estas ofertas, es actuar en caliente. A las entidades financieras les interesa este tipo de reacción, pero a ti no. Y que tengas un bizcocho recién hecho en la barra de la cafetería no significa que te lo vayas a comer; en el mundo financiero, pasa lo mismo. La oferta y la sensación de recompensa pueden ser importantes, pero luego tienes que pagar.

En un préstamo preconcedido has de saber si te interesa la financiación y, sobre todo, no actuar nunca en caliente. No vale la pena sobreendeudarse y asumir nuevas obligaciones sin necesidad. Tener en cuenta estos aspectos es fundamental para no aumentar tu riesgo.

Estamos, pues, ante un modelo de financiación rápida que creció con la política de bajada de tipos de interés que se ha mantenido durante 20 años casi de forma ininterrumpida. Aunque lo previsible es que ahora esta realidad se matice y que encuentres menos préstamos preconcedidos, no es probable que desaparezcan, sobre todo para los clientes confiables.

 

Fuente: Opinators

No hay comentarios

Enviar un comentario

Podemos ayudarte

¿Te podemos ayudar?

Si tienes alguna consulta y quieres que te ayudemos, no dudes en contactar con nosotros. ¡Estamos a tu disposición!

Contacta Solicitar Cita
Podemos ayudarte